lunes, 7 de julio de 2014

DISCOS: LEFT IN THE WAKE - THE BANNER WE FOLLOW


La banda madrileña presentó recientemente su segundo trabajo. Tras su EP debút se lanzan al mercado con su primer LP. The Banner We Follow tiene un punto de vista diferente dentro del género hardcore y promete grandes resultados para este año 2014. Fué grabado por el ya mítico Alex Cappa y masterizado fuera del país.







Llegado a un momento comencé a ver que todo el mundo hablaba de este disco. Esto me llevó a escucharlo creyendo que iba a encontrar algo diferente a toda la basura que me llega al mail normalmente. Y si, es así, la gran mayoría de mails que me llegan son de bandas que representan una absoluta basura que se puso de moda con el género de turno, y tan solo me ofrecen para escuchar un puñado de riffs de estos que se repiten ochenta veces. Con este disco de Left In the Wake me he percatado de que estos chicos han creado un nuevo subgénero dentro del core español… El Happy Core. ¿Qué? ¿No sabés qué es eso? Para conocer este nuevo subgénero podés escuchar este disco y aprenderlo muy rápido. Lo que lograron Carlos Olcina y Daniel Pamplona con las guitarras es algo que dentro de este género en España se puede considerar “de pioneros”. No te confundas, no me estoy refiriendo a una simulación de felicidad ridícula como la que te pueden soltar Chunk No, Captain Chunk!, estoy hablando de artistas que son serios con un disco que no carece de seriedad en sus casi cuarenta minutos de duración. El propio título del disco lo deja bastante claro.

Es un trabajo bastante variado, no te puedes quedar con un solo mensaje, las letras te pueden llevar por varios caminos. No voy a ser yo el que te diga de que tratan, descúbrelas tu mismo y saca tus propias conclusiones, que hoy no tengo ganas de hacer spoilers. Tampoco me preguntes que hace un cantante inglés en una banda española, da por seguro que estará un poco cansado de las monarquías.

Hay una grata sorpresa, Dejota y Mike de Against the Waves participan en la canción “Insubordinate”, un detalle que lo hace mas atractivo a este álbum. Usualmente cuando uno escucha un trabajo discográfico de esta índole, le atribuye una utilidad puramente personal e intransferible como por ejemplo escucharlo para conducir, para la siesta después de comer, estudiar, hacer la comida, etc. Con The Banner We Follow encontré la posibilidad de que este disco sea el gancho que faltaba para enlazar la música hardcore con la abuelas de pelo lila, si, esas abuelas que te puedes encontrar en el Mercadona o en el Caprabo de tu barrio. Es un disco tan pero tan alegre, y transmite tanta felicidad que podría ser el tema de conversación con tu vecina del entresuelo, la clásica conchi pensionista de tu bloque vecinal. Es un camino para abrir nuevos horizontes, tomalo como lo que es y no desaproveches la oportunidad de usar este disco, para llegar mas allá en tu círculo social.

Me llama mucho la atención, que la portada del disco no lleve ni el nombre de la banda, ni el título del disco. Tal vez es que no lo necesitan, tal vez el público ya identifica la portada del disco con el grupo y ya sabe quienes son. Ojo que este detalle puede ser un subliminal tributo a Blonde On Blonde de Bob Dylan, creo que la duda está servida en este aspecto. Vamos a ver que tan lejos llega la alegría del grupo madrileño.

por Ariel Stiefel.

No hay comentarios: